Predicadores Cristianos: Todos Somos Llamados A Predicar el Evangelio

Comentario

Mensaje A Los Predicadores: Todos Somos Llamados A Predicar La Palabra De Dios

Para los predicadores: todos somos llamados a predicar. Eso es verdad, el llamado a predicar la palabra de Dios es para todo el que ya nació de nuevo, esa es la gran comisión de ir por todo el mundo y hacer discípulos a todas en todas las naciones y bautizándolos en el glorioso y santo nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Según Mateo.28-19.

Todos Somos Llamados A Predicar el Evangelio

Son muchas las citas bíblicas que nos dan este mandato de predicar. Dios en su santa justicia primero demanda que se anuncie su evangelio por todo el mundo y luego sera el fin y que es esto de el fin, sino su venida gloriosa para reinar con el primero mil años y luego para la eternidad,si es que somos verdadera mente fieles en hacer su voluntad que es el guardar sus mandamientos.

Todos Somos Llamados A Predicar La Palabra Dios


Para esta, la más importante tarea que nuestro Dios delegó en su pueblo fue que constituyo Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros y no sólo eso sino que dió dones Espirituales para la edificación de su iglesia. En la primera carta a los corintios encontramos una lista de éstos dones.


La iglesia está organizada para poder cumplir con este mandato de nuestro Dios y lo más importante es que el Espíritu Santo está con nosotros y en nosotros para guiarnos a toda verdad y a toda justicia. Esto pude ser directamente o bien inspirando a otras personas para que te ayuden en el camino, el cual es el camino de la vida. Sí, Jesucristo el es el Camino, la Verdad y la Vida y nadie viene al Padre sino es por él.

Hablemos de Los Predicadores: Qué Es Un Predicador?


Un predicador es un mensajero de Dios. Este goza de un privilegio que ni los ángeles tienen, pues nosotros tenemos la palabra profética más segura y es la santa palabra de Dios. Un ángel puede venir y darte una palabra, pero el que la tiene que compartirla con el mundo eres tú, pero ojo y mucho cuidado que algunos de ellos no vienen de parte del Señor.

El profeta Daniel, un hombre justo y temeroso de Dios, fue uno de los tantos que tubo que pagar el precio de ser fiel. Este hombre en medio de la cautividad de su pueblo duró 21 días en ayuno y oración clamando perdón por los pecados ajenos. Sí, los pecados ajenos, ya que él no cometió ninguno de esos, pero por amor a su pueblo clamaba día y noche buscando el perdón y el favor de su creador. Vea Daniel capitulo 10.

Existe La Oposición Al Mensaje de Dios


Dice la Biblia que en el momento en que Daniel oró a Dios, que su oración fue escuchada y dada la repuesta, sólo que ésta llegó 21 días después y esto por la oposición de el príncipe de Persia (el demonio que gobernaba en esa región). El ángel mensajero Gabriel tubo guerra durante todo ese tiempo y no pudo llegar hasta Daniel. Pasaron 21 días de batalla hasta que vino el arcángel Miguel, Este guerrero de Dios se quedo en la batalla y de esta forma Gabriel pudo dar el mensaje a Daniel.

Lo que te quiero decir con todo esto es simple: un ángel es un mensajero y tú como predicador también y si Gabriel tubo tantos problemas para dar a conocer la voluntad del padre, tú también, pero si eres fiel Dios te da la fortaleza y todo lo puedes en Cristo. En mi poca experiencia en el evangelio te puedo dar como testimonio que cuando la oposición es grande, más grande es la victoria.

Consideraciones finales:

Todos tenemos la responsabilidad de predicar la palabra de Dios, en ese sentido hay muchos llamados, dones o ministerios, pero lo importante es de una forma o de otra dar testimonio de que en verdad Jesucristo mora en nuestros corazones. Recuerda hablar a otros del gran amor de Dios y su plan de salvación, el cual es para todos el que tome la decisión de recibirle.

En nuestra tarea de llevar más lejos la palabra de Dios será un punto fundamental el estudio de su santa palabra. Si no sabemos la doctrina bíblica es lógico pensar que no estaremos capacitados para enseñarla. Si bien podemos contar a otros las grandes cosas que el Señor ha hecho por nosotros, siempre será una ventaja el tener los conocimientos que nos permitan guiar a otros en el camino.

Los predicadores tenemos que ser personas aptas para enseñar a otros las grandes verdades del reino. Siempre nos no hacen preguntas que debemos responder, otro punto es el de la personas que por un motivo o por otros nos intentan confundir o mover de nuestras creencias. Recuerda que cada día más debemos escudriñar las sagradas escrituras tal y como ellas mismas nos indican (Juan 5:39).


Te invito a ver más contenidos de este blog, pero por ahora comenta esta publicación, da tu opinión o consejos para los predicadores. Recuerda que todos los creyentes de una forma o de otra somos llamados a conocer la sana doctrina, y a predicar la palabra de Dios.

0 comentarios:

Publicar un comentario